Usted está aquí:Noticias y eventos»Desayuno de trabajo - 25 años de la Ley de Puertos
Lunes, 29 Mayo 2017 09:26

Desayuno de trabajo - 25 años de la Ley de Puertos

Organizado por Somos Uruguay, con motivo de los 25 años de la existencia de la Ley de Puertos, se llevó a cabo el pasado 26 de abril en el Hotel Sheraton de Montevideo, el ciclo de Desayunos Útiles en el que participaron autoridades gubernamentales y de la comunidad portuaria de Uruguay. El encuentro contó con los siguientes disertantes: Presidente de ANP, Ing. Alberto Díaz; el Gerente General de la Asociación de Despachantes de Aduana del Uruguay, Enrique Martinez; el Secretario del Centro de Navegación (CENNAVE), Alvaro Toledo; y el Presidente del SUPRA, Ricardo Suárez.

Extracto de la disertación del Sr. Alvaro Toledo, en representación del Centro de Navegación: 

"..Hace 25 años, Uruguay necesitaba reaccionar, y sobre todo, necesitaba anticiparse a lo que vendría. La realidad de los puertos de la región estaba cambiando, las tecnologías en todo lo que tiene que ver con el tráfico marítimo avanzaban a un ritmo que hacía necesario un cambio de paradigma en la gestión portuaria. Es así que se inició un proceso legislativo y de negociaciones en diferentes ámbitos, que tuvo como corolario la ley 16246 que hoy celebramos.

Creo que es importante resaltar la palabra “celebración”.

Somos conscientes de que el proceso que culminó en la Ley de Puertos no estuvo exento de tensiones, algunas de las cuales han permanecido muy vivas en las mentes de algunos miembros de esta comunidad.

Sin embargo, muchos de nosotros preferimos centrarnos en el aspecto más positivo de esta ley, por la sencilla razón de que esta ley es la razón misma de nuestra existencia. Hablo de las empresas que nacieron y crecieron al amparo de esta nueva normativa.

Todos hemos escuchado y leído datos que hablan del gran incremento de actividad que se dio a partir de la promulgación de la ley. Podemos hablar de una evolución, entre 1990 y 2016, del 500% en los movimientos de importación y exportación a través del Puerto de Montevideo, o de que los tránsitos se incrementaron en 22 veces, hasta un 2000%, o cómo los movimientos en general crecieron un 900%, diez veces más en 2016 que en 1990.

Todos estos números son dignos de celebrarse, pero lo que más celebramos es que ellos son indicativos de una cantidad de puestos de trabajo y de multiplicación de riqueza para Uruguay y su gente.

Cómo no vamos a celebrar que al día de hoy, no menos de 95 empresas privadas trabajan en los puertos bajo la dirección de ANP. Sólo contando aquellas que prestan servicios que no se prestaban antes de la aparición de esta Ley.

Cómo olvidar que un relevamiento hecho en 2012 sobre un 20% de estas empresas, reveló que trabajaban en ellas más de 1600 personas.

Celebrar la ley de Puertos es celebrar la misma existencia de estas empresas, unidades productivas que en su gran mayoría son PYMEs. Pequeñas y medianas empresas uruguayas, de capitales nacionales. Por supuesto que celebramos también la llegada de los capitales extranjeros, que vieron en los puertos del Uruguay una oportunidad de negocios y que aportaron también la visión del mundo aplicada a este negocio uruguayo. Y que en su mayoría también buscaron socios nacionales, todo esto bajo la vigilancia de nuestra autoridad portuaria.

Celebramos el salto de calidad que tuvieron los servicios prestados en nuestros puertos, con un altísimo porcentaje de empresas certificadas en normas de calidad, en buenas prácticas aduaneras, en aspectos de seguridad laboral, reglamentación marítima, normas PBIP, todos aspectos que nos han permitido estar en el mapa de las grandes líneas navieras y nos han permitido multiplicar nuestros destinos comerciales en la región y en el mundo.

Creemos firmemente que todo esto hubiera sido muy difícil de realizar sin la presencia del sector privado en la actividad portuaria, presencia que se hizo posible a partir de la Ley 16246.

El Centro de Navegación tuvo hace 25 años un importante papel en el proceso de creación de la ley. No podía ser de otro modo para una institución que nació una semana después que la Administración Nacional de Puertos. Y bien, el Cennave modificó sus estatutos a partir de la ley, para adecuarse a la existencia de las nuevas actividades propiciadas por este también nuevo régimen. El sector de Depósitos y Terminales Portuarias está representado desde entonces por su propia mesa ejecutiva dentro del Centro, y también celebramos que hoy hay 20 empresas de diferentes perfiles, que existen gracias a esta ley, y que dan trabajo de calidad a más de 600 personas al día de hoy.

Como dije antes, somos conscientes de las tensiones que la creación de la ley generó y de las que hoy se generan en nuestra actividad. Pero incluso esto puede ser motivo de celebración. Porque las tensiones se gestionan. Y podemos decir que hemos sabido y sabemos gestionar tensiones, lo que nos convierte en una comunidad madura y que sabe mirar la realidad y planificar hacia el futuro. Nuestros amigos del Sindicato Portuario por ejemplo, tienen por principio una cantidad de reparos respecto de esta ley que privatizó servicios. Pero también ellos han sido parte de la creación de esta comunidad que hoy conformamos, y más allá de las demostraciones que todos conocemos, sabemos que tenemos la voluntad y los ámbitos para negociar y solucionar diferencias. Sabemos que hay un objetivo común, que es el bienestar de todos nosotros, y trabajamos juntos cada uno desde su posición para lograr ese objetivo. Lo hemos hecho y estoy seguro que seguiremos haciéndolo en el futuro..."